Una de las cosas por las que se conoce a la comuna de Hualaihué es por la variedad de termas existentes, influenciadas por la Falla Liquine Ofqui, falla geológica de más de 1.000 kilómetros que recorre la región de los lagos y Aysén.

Primero están las termas de Pichicolo, que son las únicas a las cuales se puede acceder por tierra y quedan en medio de la carretera entre caleta Pichicolo y Hornopirén. Son pozones naturales ubicados entre medio del bosque, con sus pasarelas de madera completamente habilitadas, vestidores y estacionamiento. Las segundas que están cerca de Hornopirén son las termas del lago Cabrera, a las cuales se accede después de realizar la caminata al lago y cruzando en lancha por el mismo. Pozones completamente naturales, algunos de barro y otros de agua termal.

Las siguientes son las termas de Llancahué, a las cuales se llega desde Hornopirén por medio de un viaje en lancha que tiene media hora de duración aproximadamente. Estas son piscinas artificiales al aire libre. El tamaño de las piscinas da para al menos 20 personas a la vez, y el agua termal es extraída de la beta que se encuentra bajo el mar y tratada para quitarle un poco el olor a azufre y así llegar a las piscinas que son con vista al mar.  Además, en la isla hay un hotel con restaurant, miradores y varios sectores por los que se pueden realizar atractivas caminatas.

Otras termas que se pueden visitar son las que están en el fiordo de Cahuelmó y que llevan el mismo nombre, las cuales son parte del Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, sector norte.

Estas están conformadas en una formación rocosa que tiene diversas piscinas naturales donde se junta el agua termal.

Cuando la marea esta alta se puede llegar en lancha hasta las mismas termas, y cuando esta esta baja, se debe caminar cerca de un kilómetro para poder acceder. También existe un sendero de más o menos 1 hora que llega al Lago Abascal, al cual solo se puede llegar cuando la marea esta alta. El viaje en lancha rápida desde Hornopirén dura alrededor de dos horas.

Y, por último, a través de una navegación que se extiende cerca de tres horas desde Hornopirén, se puede llegar hasta las termas de Porcelana y a los geiseres del mismo nombre, aunque administrativamente se ubican en la vecina comuna de Chaitén, se puede partir la ruta desde nuestra comuna. Estas son un río de agua termal que viene bajando desde la cordillera y que se va estancando en pozones donde se forman las termas. A medida que se sube mas por el mismo, la temperatura del agua va aumentando.