78 kilómetros de ruta que bordea el Océano Pacifico, por el norte el Seno de Reloncaví y por el sur el Golfo de Ancud. Se puede recorrer en bicicleta o automóvil en su totalidad.

Pasa por varias caletas en las que se pueden encontrar diversos servicios y atractivos como La iglesia San Nicolás de Tolentino, del año 1980 y declarada como Monumento Nacional, a los artesanos de ribera que se dedican a la construcción de la “lancha chilota” y al turismo participativo.

Las cuevas de Poe en el sector de Lleguiman, que son cavernas pequeñas con formaciones rocosas de alto valor geológico constituido mayormente por basalto columnar, que se encuentran en una hermosa playa y en donde dicen los mas antiguos se encontraron huesos de gigamtes.

También el cerro La Silla, que lleva ese nombre por tener una forma parecida a la de una montura de caballo, disponible para un trekking hacia un hermoso mirador. Esto, fuera de todas las playas, bosques y ríos de gran belleza que se pueden encontrar a lo largo de esta divertida ruta.