Compuesta por las comunas de Chaitén, Hualaihué, Futaleufú y Palena, esta ubicada en el extremo sur de la Región de Los Lagos.

La Provincia de Palena, es puerta de entrada a la patagonia chilena, rica en fauna y vegetación, llena de vida y Biodiversidad.

Es una de las reservas naturales de agua dulce más grandes después del extremo sur del país, con muchos lugares aún inexplorados y con una superficie de más de 15 mil kilómetros cuadrados.

La provincia cuenta con una población de poco más de 20 mil habitantes y entre la cual, y pese a los embates de los adelantos tecnológicos y el progreso, algunos sectores de la zona se niegan a desaparecer, manteniendo un fuerte arraigo por las tradiciones, el cuidado ambiental y por la vida de antaño, de los colonizadores.

Chaitén es la capital provincial desde que se creo la Provincia de Palena el año 1976, perdiendo esta calidad el año 2008 por la erupción del volcán para recuperar su el título de capital en diciembre del año 2010.

El clima en la zona es fácil de distinguir porque está el característico de la costa con temperaturas moderadas a bajas, con precipitaciones que llegan a 35000 mm en el año en las comunas de Chaitén y Hualaihué; el otro clima es de las zonas cordilleranas hacia la frontera, con variaciones más intensas y de altas temperaturas estivales y una pluviometría de 2000 mm al año para las comunas de Futaleufú y Palena.

La amabilidad de la gente es una de las características más destacadas de la zona, al igual que el empuje, arraigo y resilencia de sus habitantes.